Lo que la siguiente generación quiere

Estoy en un elevador y veo a una niña con su abuela frente a mí, me acompañan durante 6 niveles y justamente cuando la señora baja del elevador me percato de algo que casi me hace pedirles que se detengan para observarlas: la abuela tiene un libro de bolsillo en su mano y la niña en el carruaje tiene un iPad. Lo anterior fue la imagen más clara de la diferencia en dos generaciones (conmigo tres generaciones) y esto es lo que me hizo pensar: Continue Reading…

Tocando puertas

Si no las toco fuerte y claro no sabre si finalmente puedo obtener alguna respuesta, si no busco tocar las puertas entonces me puedo dar por satisfecho con lo que tengo y lo que soy (jamás !!), si le tengo miedo a la respuesta me habra hecho falta un par de cosas que muy pocos tenemos… así que prefiero buscar las oportunidad y tocar las puertas que considero adecuadas para ello. No le tengo miedo a la respuesta, hay que perderle respeto a eso pero ser cuidadosos con el método. Continue Reading…

Chiquimula, un año después

Un año, eso he tardado en regresar a Chiquimula, lugar que no me vio nacer pero donde vivi buena parte de mi juventud mientras estudiaba el nivel medio (secundaria), donde comencé a trabajar y hacer negocios, donde comencé a sentir esa gana de salir de la zona de confort para seguir adelante y crecer todo lo que fuese posible. Ese lugar que gracias a su clima me preparo para el infierno en el que a veces se convierte la vida. Continue Reading…