Lo que me dejó Cartagena de Indias, Colombia

Primeras vacaciones oficiales fuera de Guatemala, nos fuimos de paseo con mi esposa a uno de los países más populares de latinoamérica: Colombia… con dos destinos en específico: Cartagena de Indias y la paradisíaca Isla de San Andrés. Quiero compartir lo que implicó el viaje y algunas cosas que me dejó en el primer destino:

022-Cartagena

  • Tres vuelos de conexión y 7 horas en el aire. Con una semana en la que dudamos de viajar a esos destinos perdimos todos los vuelos disponibles. Finalmente logramos viajar haciendo tres escalas: Costa Rica, Panamá, San Andrés y por fin Cartagena.
  • Aunque los vuelos fueron tranquilos la conexión en San Andrés fue complicada: las maletas aparecieron de la nada en la banda de equipaje y tuvimos que reingresarlas a CopaAir, además de salir y entrar al aeropuerto nuevamente (así, como que no se tratara de una conexión).
  • Un viaje en Chiva Rumbera a la media noche de una ciudad que solo sabe hacer una cosa: fiesta con vallenato en las calles.
  • Visita a Isla del Sol en las Islas del Rosario, con un paseo de snorkel que duró 40 minutos en arrecifes a 5–8 metros de profundidad.
  • Una ciudad amurallada que enamora al hacer su paseo en carruaje, con comida y turistas en cada esquina.
  • Esa ciudad que se parece a Antigua Guatemala… pero es mucho más limpia, mucho más ordenada, mucho más segura, mucho más turística.
  • Mucha historia, muchos heroes, muchas leyendas de esa Cartagena Heroica que resistió el acecho de los ingleses más de 100 días encerrados y luchando desde sus murallas.
  • Dos bandeja paisa, muchas carimañolas, muchas arepas y mucha comida típica. La mejor que comí fue en la calle, tomando las arepas y carimañolas directamente de la estufa de una vendedora callejera.
  • Curiosamente no fuimos a la playa de Cartagena, simplemente nunca fuimos.
  • Una ciudad que sabe perfectamente que vive del turismo y unos vendedores que le hacen honor a eso. Probablemente la principal plaga de esta ciudad sean sus inquietos y perseguidores vendedores. Lección aprendida: todo se puede negociar!
  • Muchas tazas del mejor café que he probado.
  • El Castillo de San Felipe de Barajas con una arquitectura especial, destinada no solo a proteger sino también a auto destruirse cuando fuese copada por los enemigos.
  • Un país donde PABLO ESCOBAR no es un tema de conversación. Parece un tema tabú.
  • Un país donde se desconfía de los políticas y se queja de su corrupción, un país que le duele la guerra interna y se quejan de sus dirigentes … (pero no hay otra cosa mejor, así que solo queda hacerle).
  • Una inmensa cantidad de argentinos, paraguayos y bogotanos (colombianos) que no saben donde esta Guatemala geográficamente … pero si sabían que Baldetti estaba en la cárcel y la red de corrupción que lideraba (gracias CNN).
  • Un día maravilloso en BARU, simplemente la playa más hermosa en la que he estado. Con casi dos metros de agua tus pies son totalmente visibles en el fondo del mar.
  • Una Iglesia de San Pedro imponente y unos mexicanos cantando rancheras en la plaza de artesanías.
  • Un monasterio a 28 metros sobre el nivel del mar que te muestra lo grande de la ciudad.
  • Gente muy amable, gente muy feliz. Parece que el stress no existe en Cartagena y que los años no pasan sobre su gente.
  • Algunas María Mulata que se querían robar el desayuno.
  • Unos zapatos viejos que hacen alución al significado de Cartagena para su gente: es como aquellos zapatos viejos que nunca quieres tirar y los usas no por su belleza, sino por su comodidad.
  • Un calor asfixiante … que se resolvía con refrescos de maracuya o cerveza Aguila.
  • Dos ejemplares del diario EL ESPECTADOR (sufrieron un bombazo en respuesta a su apoyo a la extradición).. así es, son fan de la serie de TV de Pablo Escobar, además de una factura de DROGUERIAS LA REBAJA (antes del cartel de Calí).
  • Una casa de Gabriel Garcia Marquez que no abre sus puertas.
  • Una fortaleza que cuida el estrecho y sirve para hacer más hermoso los viajes en lancha.
  • Mucha música, mucho vallenato, muchas risas y sonrisas, muchas fotos y muchas buenas sensaciones que ahora son los recuerdos de un excelente viaje.

San Andrés es totalmente diferente, tendrá su propio post : )

4 thoughts on “Lo que me dejó Cartagena de Indias, Colombia

  1. Alejandra Sanchez

    Adjuntar fotos en el tan buen articulo, seria fenomenal :)

    • Muy buena idea… déjame ver si puedo organizar alguna galería de fotos de todo el viaje. Te repito, la siguiente ocasión que regrese a Colombia será a Bogota!

  2. Mucho que contar! Cartagena es Inigualable. Me gusto lo que contaste del Paseo en Chiva. Me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>