Los shucos del chino

Viví en Zona 4 de la Ciudad de Guatemala por algunos años, estaba a la mitad de una batalla de vendedores de panes y carros por doquier … alegre y muchas veces tedioso o cansado. Si New York hace alarde de sus hot dogs callejeros y Cartagena de sus arepas como no lo haremos nosotros de los famosos shucos (que casualmente siempre son del chino).

Desde que me mude no había comido shucos, pero el trafico insoportable de la ciudad me dio la oportunidad de estacionarme unos minutos y sentir nuevamente el ambiente. En ese momento no pude evitar comparar un factor que antes pasaba desapercibido: la gente de Guatemala se aleja del punto de comida.

Cuando estuve de vacaciones en Colombia (Cartagena de Indias) la mejor comida que probé fue en la calle. Una señora y su hijo vendían arepas, carimañolas… y cerca de su mesa un grupo de personas hablando y riendo. Una familia de colombianos que regresaban a vacacionar a su país, una pareja de mochileros estadounidenses que no hablaban español, unos argentinos que estaban por segunda vez en la ciudad de las murallas, un vendedor de chocolate y otros más que no solo compraban sino que también se detenían a platicar con los demás, tomando la comida de la mesa, y pagando después de comer.

Porque preferimos quedarnos en nuestro carro? No lo sé … pero estoy seguro que no pasaran dos semanas antes que regrese a ese mismo lugar a comer un Shuco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>