NO

Solo son dos letras pero les tenemos demasiado respeto. Marcan la pauta de nuestro futuro y establecen los rumbos, definen lo que otros piensan de nosotros y si podemos recibir o esperar algo de ellos, nos dice rotundamente la negativa sobre algo, nos hace tenerle miedo a pesar de ser dos simples caracteres; aunque sigo pensando que es simplemente un tema donde nosotros le tenemos demasiado respeto a lo que esas dos letras juntas pueden significar en nuestra vida.

Es fácil vivir de posibilidades!, eso es lo que sucede. Mientras no tengamos la respuestas a nuestras preguntas todos esos cuestionamientos siguen siendo una posibilidad tan valida como aquello que pasaría si se resuelven a nuestro favor… y es eso, justamente esa sensación de “no haber perdido aún” es lo que nos hace soñar y por lo tanto no queremos que se desvanezca; nos hace evitar a toda costa escuchar la negativa y al mismo tiempo nos perdemos de un probable desenlace positivo que tanto ansiamos.

Nunca he tenido problemas para preguntar, algunos le llaman problemas de autoridad (no entiendo aún como cuestionar algo es perder el respeto hacia una persona o cosa), para mi es simplemente “no quedarme con la duda”, y es que me pesa más tener en mis hombros la duda junto a la posibilidad que disolverla en palabras y una conversación. Creo firmemente que todos tenemos el NO ganado, la condición inmediata actual no cambiará, si lo hará nuestro futuro pero eso mis queridos lectores es otra historia.

Entonces no preguntamos para no ser rechazados, nos educan para temerle al rechazo sin considerar el simple hecho que preguntar es una virtud y nuestro derecho, y que una respuesta negativa no es un caótico final de nuestra vida. Nos educan con la idea que la gente exitosa lo ha logrado sin contarnos la cantidad de veces que esta gente fue rechazada junto a su caja de ideas, nos dicen que son personas que no se detienen y perseveran en su trabajo, pero nunca nos muestran el rechazo que han tenido que soportar… probablemente porque ese rechazo nunca fue significativo para las personas que lograron el éxito y son ejemplo de emprendimiento para nosotros.

Les tenemos demasiado respeto a esas dos letras y deberíamos perder el miedo de preguntar, al rato nos dicen que SI o dicen las palabras que queremos escuchar. O tal vez nos dicen que NO y podremos continuar con nuestra vida o intentarlo de una forma diferente. Es simple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>