Tocando puertas

Si no las toco fuerte y claro no sabre si finalmente puedo obtener alguna respuesta, si no busco tocar las puertas entonces me puedo dar por satisfecho con lo que tengo y lo que soy (jamás !!), si le tengo miedo a la respuesta me habra hecho falta un par de cosas que muy pocos tenemos… así que prefiero buscar las oportunidad y tocar las puertas que considero adecuadas para ello. No le tengo miedo a la respuesta, hay que perderle respeto a eso pero ser cuidadosos con el método.

047-knock

Pensaba hace poco como he cambiado desde hace 8-10 años, no soy menos ambicioso ni menos trabajador pero si acepto que me he relajado en el hecho de que aquellas cosas que busco se hagan realidad por mi accionar, por tomar la iniciativa. He logrado lo que tengo porque no tuve miedo de preguntar y de aceptar aquellas cosas que eran semejantes retos pero que ahora son pequeñas cosas. Se de primera mano lo que es fracasar y levantarse de la nada, se lo que es perder todo y sé que si no buscas la forma de salir adelante nunca lo haces (aquí es donde mi escritura se vuelve terapéutica para mi).

Renuncié a un trabajo cuando terminé de leer un libro que hablaba de superación personal, me trajo grandes problemas y grandes enseñanzas; hice mi primera website sin saber nada de HTML o similar, y cobre el 50% del pago por adelantado porque necesitaba ese dinero, y llegue a eso porque en una reunión que nada tenía que ver me acerque a conversar con ésta persona y no tuve miedo de preguntar. El resultado fue muy malo (realmente malo) pero es el primer proyecto y jamas lo podré dejar fuera de una historia que me ha llevado a trabajar para empresas desde Argentina a Canadá, desde Japón a Guatemala (pasando por España). Salí de una clase de programación de la universidad y fui a buscar el primer proyecto que podía desarrollar con esa tecnología y lo conseguí en la tercera entrevista, fue la primera aplicación de escritorio (y una de las pocas). Levante la mano cuando otros la escondían y luchaba por meterme en problemas. La ambición sigue intacta, nada me parece suficiente y nada lo será… el método es lo que ha cambiado.

Hoy estoy haciendo lo mismo que antes, en ámbitos muy diferentes, estoy tocando puertas esperando que alguien me de la oportunidad… esperando tener la chispa que me permita crear mi propia hoguera, esa que formas vos mismo y la disfrutas en medio del invierno que es la vida, te quema y te renueva de una forma que jamás te permitirá ser la misma persona.

Hoy estoy tocando puertas, veremos si alguien responde …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>